sábado, 31 de diciembre de 2011

Examen de conciencia

Portada de la revista Time (December 2011)


Es inevitable, cada fin de año, hacer un repaso de lo que ha sucedido, de lo que hemos sido en el último año, para tener una cierta perspectiva de lo que nos espera en el futuro próximo, en el año que empieza.
Son variados los resúmenes de las noticias del año en los diferentes medios de comunicación, según ideologías, tendencias o intereses. Y cada uno de nosotros hará su balance personal según sus circunstancias.
El año que termina ha sido en lineas globales el año de las protestas. La portada de "Time" va dedicada al indignado ?? "The Protester". Veremos si en el futuro cercano se consideran o no, estas protestas globales y el mundo toma conciencia de estos deseos insatisfechos de cambio.
Creo en el cambio, en la humanidad, porque el mundo no decide por nosotros, somos todos nosotros los que decidimos que hacer con el mundo.
Desde los más obscenos intereses tratan de infundir el miedo como arma de contención de las protestas. Miedo a ir a peor, a perder lo que durante tantos años hemos conquistado, pero con la otra mano hacen lo posible para que esto suceda. Son los que más tienen, los que mas temen por perder sus tesoros y tratan de trasladar sus miedos a todos los estratos de las sociedades, cada vez más distanciados unos de otros.
En éste nuevo año no debemos dejar entrar el miedo de otros en nuestras casas, abrir la puerta a la solidaridad y a la igualdad cambiando el rumbo a los que pretenden manejar el timón de nuestras vidas, tomando conciencia de que somos la mayoría cada vez menos silenciosa y no vamos a permitir que nos dirija una minoría silenciadora.
Afrontemos el futuro sin miedo y con alegría porque nuestra risa es el arma para vencer al temor y conquistar la felicidad.

martes, 27 de diciembre de 2011

Año Nuevo




Se acaba el año.
 Hemos sobrevivido un año más aferrados a la frágil balsa de la vida, en un océano embravecido por los acontecimientos y los augurios.
Haciendo historia.
Entrada ya una nueva década que la historia recordará cuando ya no estemos, empezamos un nuevo año con ilusiones y temores como un niño abandonado en un camino desconocido.
El umbral del futuro.
Vestidos de lentejuelas de champán, sombreritos y matasuegras de papel, dan la bienvenida al futuro mientras en otra parte del mundo solo esperan ver el sol de la mañana, como lo vieron ayer, sin nada.

Que el nuevo año traiga pan a los que tienen hambre y hambre a los que tienen pan!!!!
y todos Felices!!

sábado, 24 de diciembre de 2011

EL ENGAÑO DE LA NAVIDAD



Es sabido que las fiestas que vienen de antiguo, tienen su origen en religiones o intenciones comerciales.
La Navidad, según las culturas cristianas y sus calendarios, es el aniversario del nacimiento de Jesucristo; pero no hace falta profundizar demasiado en la investigación para saber que la fecha más próxima a su nacimiento sería hacia el mes de Septiembre e incluso parece ser que Jesús nació entre 3 y 5 años antes de Cristo!!!.
No me apasiona tanto el tema como para seguir una línea exhaustiva de investigación, cosa que dejo a la hermenéutica religiosa, pero me pregunto quién tuvo la ocurrencia de clavar la fecha a finales de año haciéndola universal.
Tan necesarias son las fiestas para evadirse de las miserias del trabajo no deseado y la rutina, que no importa su origen ni su fundamento,  así que se paganizan y se profanan solemnes catafalcos haciendo las fiestas mas humanas, más cercanas. Pero la astucia del comercio, aprovecha la oportunidad de aumentar sus beneficios creando la necesidad casi obligada de regalar y recibir regalos en estas fechas.
Quizás también necesitemos un pretexto para repartir y compartir con los que menos tienen y podamos usar estas fechas para estos fines.
Aprovecho para felicitar a los que hacen felices a los demás.
FELICES SEAN LOS DÍAS QUE QUEDAN Y LOS 366 DÍAS DEL AÑO NUEVO 2012.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Como un bolero




Hay canciones que queman, mas que tus ojos y me obligan a mentir como dice el bolero:
"Si alguien quiere saber sobre mi pasado,
le diré tres mentiras,
que no conocí el dolor,
que triunfé en el amor,
y que nunca he llorado"

Para qué voy a contarte mis angustias,
si  sé que solo te interesa lo que a ti se refiera.
Así, que otro día hablaré de ti,
de los caminos que tus pies apenas rozan,
de la espuma de tu vuelo inerte,
de tus ojos adivinos,
de las mareas de tu vientre,
de las cataratas que azotan tu respiración
hasta tu frondoso delta
alimentadas por ríos de sangre de pasión
donde naufragan mis carabelas.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Contra los críticos y las críticas









Quienes son esos que se arrogan como críticos de arte o de cine con el derecho al bien y al mal?.
Qué saben del proceso creativo de un artista, actor o actriz?
Quién les otorga la potestad de atacar, destruir o ensalzar a sus amigos, como si hubiera una licenciatura para tan mezquino oficio? Si, es mezquino aprovecharse de una publicación o de cualquiera de los medios de difusión que les prestan, para desde ahí, deslucir o machacar a quien no puede defenderse con las mismas armas, artistas, escritores, actores o directores que hacen su trabajo y que nunca podrán devolverles el golpe porque ese no es su cometido.
Desde la absoluta impunidad, dirigen a las masas hacia su criterio subjetivo, cuando no, hacia sus intereses personales.
En casos aislados se escribe una crítica desde el conocimiento de lo que se trata, pero no es suficiente, además el crítico debe de saber expresarlo con humildad y no desde la prepotencia de poseedor del buen gusto, porque opiniones hay para todos los gustos (también para los malos gustos).
Como dice el crítico de cine Juan Sardá: 
"La misión del crítico de cine no es ser un justiciero alado que se eleva por encima de los mortales para desenmascarar, por fin, a todos esos falsarios que embrutecen la nobleza de un arte que sólo ellos, en su aptitud celestial, saben calibrar"
 En estos tiempos, es difícil zafarse de la influencia de las críticas como espectador atónito, pero debiéramos educar nuestro criterio para poder elegir sin la contaminación con que los medios nos amenazan permanentemente.

domingo, 18 de diciembre de 2011

La pianista de una terraza de invierno norteño





La pianista en su rincón interpretaba una mezcla heterogénea de notas navideñas 
casi sin llamar la atención. Un mundo sin sentido de conversaciones rotas y rumores de aventuras exageradas, le daba la espalda.
Ya nada importa. Pasó su juventud de doradas primaveras entre la música y el amor, haciendo guiños al cíclope que le hacía promesas imposibles. Ahora es ya mayor, y sus dedos afilados recorren como una araña el teclado, suavemente, sin pasión. No espera grandes aplausos por su oficio. Sabe que es parte de la decoración, que la música y las artes visuales se han llenado de nombres en una absurda carrera por alcanzar un peldaño en la escalera de la fama, que para ser el primero en algo, hay que diseccionarlo en partes tan pequeñas, que resulte más fácil el ascenso. Así pues, la música y el arte se han fragmentado en tantos estilos y etiquetas que cualquiera puede decir que es el mejor en su relativismo. Ella lo sabe y una sonrisa asciende como una mueca de aceptación entre sus pómulos.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Amor





Si no hubiera conocido el amor,
hace tanto tiempo...
pensaría que no existe.

Ya no espero nada, y nada tengo.
Ya sufrí y me enfadé con Cupído
por haberme elegido.
Otros dioses, otras ninfas
me ofrecieron sus gracias
y sus favores y con ellos vivo.
Ya fui Prometeo y por robar el fuego del Olímpo, fui castigado.
Y mi sangre se derramó sobre las rosas.
Crucé el océano hacia el oeste persiguiendo los efímeros arreboles de un ocaso permanente y dejé atrás el horizonte.
Ya nada espero y nada llega.
Y en esta nada ciega, abro los ojos y veo
lo que fue el amor en una estrella.

martes, 13 de diciembre de 2011

El sueño de la luz opaca





Vuelve la oscuridad.
Más veloz aún que la luz, a la que empezó convirtiendo en dulce penumbra, la fue empujando suavemente, arrastrando los besos de las musas, y cerrando los ojos al deseo.
Ahora las tinieblas lo llenan todo y todo lo amplían deshaciendo los muros y los contornos, haciendo el espacio inmenso, abriendo el universo.
La negra luz opaca encubre la vida con su único color y abre el manto de los misterios.
Camino a tientas hasta donde debían estar los muros, asegurando los pasos ante el temor de un precipicio sin fin, las manos por delante atrapando el vacío y los oídos atentos, la respiración contenida para evitar interferencias y no siento el peso de mi cuerpo, ya no hace presión sobre los pies descalzos, estoy flotando.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

El personaje

video



Soy una persona como tú y como las demás.
Quizás sé algunas cosas que tu no sabes y tú y otros ya sabéis lo que a mi me gustaría aprender. Este conocimiento individual es lo que nos hace diferentes y la ignorancia es lo que nos une y el compartir lo que unos y otros saben es lo que nos relaciona y nos enriquece.
Hoy he descubierto por mi mismo, mientras trabajaba en la creación de un nuevo personaje, la clave del éxito. Quiero compartirlo por si a alguien le sirve.
La clave del éxito, consiste en NO proponérselo. Empezar un nuevo proyecto con ilusión y con ganas, por mero entretenimiento, no como un hobby, sino como una pasión donde no se calculan las pérdidas ni se valora el tiempo invertido. Prácticamente al contrario de cómo nos han dicho que funcionan las cosas. Sin planes prefabricados de negocio, sin miras de rentabilidad a corto o largo plazo, sin objetivos económicos; solo por el placer de emplear tu ingenio en algo común que sea bueno para todos.
No hay riesgo, porque todo lo invertido está compensado con el disfrute en la realización del proyecto, en el caso de no obtener beneficios que por otra parte no rechazaremos si es que llegan.
Mi nuevo personaje es un músico sin cabeza, pero no puedo infundirle un alma propia ni quitarle la mía que lleva dentro. Su expresión se ve reducida al movimiento o incrementada - añado con malicia - en el gesto de sus manos. Puede enfadarse sin gritos, asombrarse sin ojos, ser afectivo sin labios y divertido sin risas. Me ha enseñado mucho sin cerebro.
Quizá el cerebro sea el lugar donde se aloja la más importante de las contaminaciones, la lógica que nos enseñan, el miedo al fracaso, el culto a una estética previamente confeccionada, el deseo de deslumbrantes recompensas; todo lo que nos impide elegir y ser libres. Pero mi personaje ha decidido prescindir de la cabeza.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Daguerrotipo del "Facha"

¿Quién no conoce a un "facha"?
Un "facha" - no como  término político, que también los hay-, es un elemento incrustado en la sociedad, un hombre autoritario e ignorante, de labios finos y apretados que denotan crueldad.
Don Benito - el homólogo de Doña Benita- es un facha. Da por sentado que sus opiniones discriminatorias son de obligado asentimiento y no admiten réplica porque cree que es lo que piensa todo el mundo.
Su retórica es de frases hechas y proverbios medievales que no se ajustan a ninguna realidad, pero intentando además, razonar sus disparatadas propuestas. Es muy influenciable por las noticias macabras y pretende justificar la violencia ante provocaciones imaginarias.
Es pesimista ante todo lo que suene a progreso y reticente a cualquier cambio, aunque en determinados ambientes trate de disimularlo. Es asiduo de las tabernas porque cree que un hombre debe de ser bebedor y mujeriego.
 Puede tener distintos títulos académicos y un buen puesto de trabajo, que acredita orgulloso para demostrar su valía en la sociedad y en la vida - lo que deja entender que los títulos académicos no son un aval de la inteligencia de nadie-.
 El facha, es además un fanfarrón, le gusta presumir de estatus y de coche como logros de su esfuerzo, despreciando a aquellos que no han podido conseguirlo.
Su sentido de la vida es de un hedonismo bastardo entre el dinero y el placer más soez.
Desprecia de forma grosera la cultura y la sensibilidad ante el arte, por considerarlo una debilidad propia de mojigatos.
Si alguien conoce a un facha, lo mejor es evitarlo para no perder el tiempo.